Páginas vistas en total

martes, 19 de julio de 2011

REFLEXIONES SOBRE EL PROYECTO DE DIRECCIÓN (POR GUMMO MARX).

¿Por qué hay representantes? ¿A quién representan?

La representación hace aguas.

Dado que existen directores, ¿por qué no establecer una campaña electoral? ¿por qué no los eligen todos los componentes de la comunidad educativa: profesores, alumnos, padres? De esa forma el candidato o candidatos a directores tendrían que dar a conocer sus proyectos, entrar en diálogo con todos, se podrían airear cuestiones de interés para todos que yacen ocultas e innomidadas. Una ocasión para la comunicación entre todos.

Lejos de ser así son una parte de los representantes en el consejo escolar (¿de quiénes? ¿qué comunicación tienen con sus representados?) los que bareman los proyectos de dirección (siguiendo pautas burocráticas preestablecidas y presididos por un inspector).

El proyecto acaba siendo un papel que se presenta a una comisión de diez presidida por el inspector, comisión secretísima, un papel nacido de la cabecita de un igual que puede dejar de serlo.

Y todo este procedimiento se produce sin que nadie se entere, sin dar publicidad al proyecto, sin debate entre los posibles candidatos.

Burocracia y robo de la democracia al pueblo.

Este procedimiento antidemocrático es inadmisible.

Pero la ley no obliga al secretismo y burocratismo, no hay excusas: quien quiera ser director que difunda los principios y elementos de su proyecto, que escuche y sea escuchado por padres, alumnos y profesores, que cuando su proyecto descienda a la caverna de la comisión no sea un puro papel que cumple ciertos requisitos formales.

                                                                                 GUMMO MARX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario