Páginas vistas en total

domingo, 18 de septiembre de 2011

¡ Queremos caber !

En la última reunión de la Asociación Dejadnos enseñar decidimos entre otras cosas denunciar la masificación de los centros de secundaria en El Ejido. Aulas prefabricadas en los IES mas grandes, Murgi, Fuente Nueva y Santo Domingo.

Foto Denuncia:


Y un artículo que explicaba perfectamente la saturación a la que estamos sometidos alumnos y profesores:

Queremos caber
Un instituto de enseñanza secundaria no es un seat 600 pero no es tan exagerada la comparación entre estas trece personas que quieren entrar en él y las más de mil que conviven cada día en cada uno de los masificados centros de educación secundaria en El Ejido.
Como no cabemos, por ejemplo, en los IES Murgi y Fuente Nueva de El Ejido saludamos el nuevo curso con la inauguración de sendos módulos prefabricados, que se añaden a los que ya teníamos. Total: quince aulas de esas que se piensan como provisionales y que, en muchas ocasiones, se consolidan como permanentes.
En unos o en otros institutos de El Ejido podemos encontrar ejemplos de apreturas: Como no cabemos, en el pasado curso, un grupo de alumnos tuvo su clase en la mitad de la mitad de un módulo prefabricado. Como no cabemos, hasta se ha llegado a habilitar como aula el almacén de uno de ellos. Como no cabemos, no pudimos desdoblar algunos grupos que lo habrían necesitado. Como no cabemos no podemos atender adecuadamente la diversidad. Como no cabemos debemos tener bachilleratos cercanos a los cuarenta alumnos que, a su vez, tampoco caben. Como no cabemos hemos tenido que encajar un despacho en el hueco de una escalera. Como no cabemos no podemos tener un Aula de Música, y para el Aula de Convivencia se nos ocurren soluciones imaginativas como ubicarla en el bar o en el vestíbulo. Como no cabemos los alumnos de Educación Física practican carrera continua por los pasillos de acceso o hay que turnarse en el uso de la pista deportiva, cercada de prefabricadas… Como no cabemos, chicos y coches comparten patio de recreo…
Y se hace necesario recordar que “no caber” es incompatible con la aspiración de Calidad educativa.
Desde hace al menos seis o siete años parece evidente que la solución para desmasificar los centros de educación secundaria en El Ejido pasa por la construcción de un nuevo centro público, que absorba el excedente (instalaciones previstas para unos 600 alumnos y en las que acaban estrechándose casi el doble).
De modo que saludamos con ilusión la reunión entre el Alcalde del municipio y el Delegado provincial de Educación, que ha confirmado que en el año 2012 habrá una partida presupuestaria para construir el centro público de educación secundaria que El Ejido precisa desde hace varios años. Habrá que estar atentos porque cuán largo nos lo fiáis y porque hay alguna que otra consulta electoral de por medio. Por cierto: ¿sería mucho pedir que los centros educativos se diseñaran con el menor aspecto carcelario posible?
Porque nos preocupa la calidad de la enseñanza: queremos caber.


Manuel Gómez Hidalgo. 


El diario de Almería publicó la siguiente noticia: