Páginas vistas en total

sábado, 4 de junio de 2011

Dejadnos Enseñar y Profes del IES Fuente Nueva Degustando Pepinos

Como profesores en El Ejido comprobamos como estos días se sumaba a la preocupación diaria por la crisis otra generada por una consejera en Hamburgo. Consideramos que algo debíamos de hacer. Pedimos unas cajas de pepinos a una cooperativa e hicimos unas fotos que mandamos a los periódicos. La noticia dio su fruto y varios periódicos se hicieron eco. Aquí dejo una muestra de estos reportajes.

En el Diario de Almería el viernes 3 de junio:





En el Ideal el sábado 4 de Junio:








Carta remitida a los periódicos:

Estimado Redactor:

En las fotos que le adjunto contemplará a profesores comiendo pepino en clase, mas concretamente pepino elaborado en El Ejido para mercado europeo. ¿Por qué unos profesores se fotografían comiendo pepino? Intentaremos explicarlo.

Esta semana lo que en un principio pudo ser una noticia curiosa en teletexto, y por culpa de una consejera alemana apresurada y con prisas por poner en el punto de mira a nuestros agricultores, se convirtió en noticia con la que abren nuestros telediarios. Una imagen permanece en mi retina, la pizarra de un colmado alemán en la que advierte a sus clientes que sus hortalizas no son españolas.

El Ejido ha sufrido una tremenda transformación. Sus procesos de cultivo, procesos sanitarios y manufacturación son de los más exigentes. No era suficiente, el recelo con el que el norte mira al sur ha responsabilizado a las hortalizas españolas. Andan nuestros alumnos y sus familias capeando la crisis como pueden. Algunos han despedido a sus trabajadores y echado mano de familiares, entre todos intentan que las hipotecas no se lleven los invernaderos que con tanto esfuerzos han conseguido levantar. Ahora este mazazo, durante estos días las pérdidas han sido cuantiosas. Los agricultores se han sentido solos.


Nosotros, profesores de la asociación Dejadnos Enseñar junto a compañeros del IES Fuente Nueva, nos hemos visto con la obligación de echar una mano. Un par de cajas que han despreciado los antiguos fieles clientes del mercado europeo nos la hemos agenciado y en uno de nuestros recreos hemos dado buena cuenta de ellos. Esperamos que este curioso acto aporte algo de cordura a lo que podríamos llamar “crisis del Pepino”

Un saludo




Fotos de la pepinada