Páginas vistas en total

viernes, 6 de mayo de 2011

¿Democracia real? ¿Para cuándo?

¿Convivimos bajo un sistema democrático real? Creemos que no. Cada cuatro años cambiamos quizás de capataz pero el sentimiento de súbdito no deja de aplastarnos. ¿Los grandes partidos políticos son guardianes del mandato constitucional que en su artículo 9 asegura que los poderes públicos actuarán vigilantes para que nuestra democracia sea real y participativa? ¿Es el sufragio universal el que rige el destino político de la ciudadanía?

Aseguran los defensores del liberalismo la existencia de una mano invisible que reajusta los errores del sistema. No sabemos si con una mano o a puntapies dan instrucciones  a nuestros capataces o gobernantes que a su vez nos imponen a la ciudadanía y  los verdaderos esclavos del sistema lo ejecutamos a ritmo de blus.

Los profesores debemos de preparar a ciudadanos “enseñar ciudadanía” y en eso estamos. Hace unos días nos concentramos exigiendo democracia en los centros escolares, “El señor director no es nuestro pastor”, “Alumno y profesor no son rebaño espectador”, “Menos burocracia, más democracia”, son algunas de las perlas que se podían leer en las pancartas presentes en  la concentración del 14 de abril por el COMPROMISO DEMOCRÁTICO, que llevamos la asociación de profesores Dejadnos Enseñar junto a los sindicatos SADI, USTEA y CGT.

Tal vez fuimos los únicos en Andalucía en el ámbito educativo que enarbolamos esta bandera. No estamos sólos sin embargo en este enamoramiento con la democracia, son ya muchos los que la exigen y reclaman su presencia (real y no aparente), tanto fuera de España (Norte de África, Islandia) como en España. En ésta son múltiples los movimientos, nacidos en la salvajes e incontroladas tierras de Internet, que la reclaman, empezando las gentes más críticas a exigir la ocupación indignada de la calle por el pueblo. Son movimientos como Juventud sin Futuro, Estado del Malestar, No les votes, Anonymous y Democracia Real Ya. Y son muchos más.

Algo se mueve y va a continuar moviéndose, por eso desde Dejadnos Enseñar no queremos quedarnos descolocados y queremos seguir enarbolando la bandera de la democracia.

El próximo 15 de mayo en todas, o casi, las capitales españolas hay una manifestación convocada por Democracia Real Ya. Decía nuestro oculto Blas Infante "Todo político que de la política haga oficio o absorbente profesión continuada, es un pícaro; uno más de la gentezuela, sea cual fuera su jerarquía política: el ejercicio exclusivo de político, es un ejercio industrial “ la ciudadanía ha dejado la política en manos de políticos profesionales olvidando que los asuntos públicos nos conciernen a todos. Tampoco desentona con nuestra profesión, tan entregada a iluminar el camino lleno de la obscuridad de la ignorancia de nuestros alumnos.

En el manifiesto de la convocatoria encontramos afirmaciones tales como “La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE. “ en otro de sus puntos “Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro. “

Son afirmaciones llenas de entusiasmo y carentes del cinismo que ocupa gran parte de las esferas de poder, son hechas y apoyadas por lo mejor de nuestra sociedad. Estos de Democracia real ya , no preguntan ¿Que hay de lo mio? Nos proponen defender lo nuestro y que la sociedad civil se sacuda tantos años de malnutrición democrática. Y allí estaremos los profesores de Dejadnos Enseñar, junto con estudiantes, parados, trabajadores y empresarios que entiendan la democracia como un verdadero gobierno del pueblo.

Jose Antonio Guzmán
Antonio Damián sánchez
Ángel Rodríguez