Páginas vistas en total

viernes, 24 de septiembre de 2010

¡Mirad la Realidad de una puñetera vez!

Mirad la Realidad de una puñetera vez¡



Cuentan que en la Antigua Grecia existía un terrible monstruo, la Gorgona, a la que no se podía mirar porque tan horroroso era su rostro que los humanos quedaban petrificados al escrutarlo, se les helaba la sangre. Ese ser tan horrible sigue entre nosotros, hoy se llama Realidad. Nuestros políticos no quieren mirar su cara, al pueblo administrado por ellos le giran la cabeza hacia el otro lado, la Mentira.




Nosotros, los profesores, convivimos todos los días con el terrible monstruo, no podemos mirar para otra parte. El monstruo también se llama Ignorancia y Mediocridad Para Todos, Ausencia de Esfuerzo, Mala Educación, Ordenadores Para Todos, Profesores Descontentos, Mucha Propaganda y Humo.




¿A qué viene todo esto? ¿No podemos ser más claros? Claro que sí.




Llevamos tiempo luchando contra el nuevo ROC que nos quieren imponer con la oposición de la mayoría del profesorado, como se deduce del seguimiento de la huelga realizada el 14 de abril. Pero esta lucha no nos puede desviar de lo fundamental: el engaño total en que vive sumida la sociedad con la educación. Continuamente nos vemos bombardeados por noticias del mundo educativo que parten de nuestros gobernantes: pacto educativo, iniciativa ESFUERZA en Andalucía, importancia de la educación en la nueva economía que nos va a sacar del atolladero actual. Esto llega a la población que, lógicamente, piensa que nuestros políticos se desviven por la educación.




Pero nosotros, los profesores, los que vivimos inmersos en la realidad de la educación, miramos todos estos movimientos con escepticismo, a sabiendas de que el camino que hace unos años tomó la educación nos ha llevado a un callejón sin salida. La educación está dirigida por unos expertos que no trabajan con alumnos, nuestra opinión (la de los que estamos en el aula) no se tiene en cuenta en los diseños educativos, se ha hecho ley la utopía de los grupos de renovación pedagógica de los años 70, que es muy bonita pero irrealizable y se ha conseguido destrozar la educación secundaria por unas rigideces ideológicas que impiden analizar la realidad sin prejuicios. Todos saben como mejorar la educación pero la ideología lo impide: todos iguales en la mediocridad.




Por aquí el pasado 4 de mayo el Presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, presentó la iniciativa ESFUERZA (Esfuerzo Educativo de Andalucía). Contiene 80 medidas para lograr cinco objetivos. El primero de ellos y el principal es la mejora de los logros educativos del alumnado, “UNIVERSALIZAR EL ÉXITO ESCOLAR”. ¿Algo que objetar? Bueno, ¿nadie podrá fracasar? ¿La Realidad no contiene siempre algo de fracaso y de fracasados? ¿Cómo se va a conseguir tal cosa nunca vista sobre la Tierra? Si todo el mundo ha de alcanzar el Éxito habrá que redefinir a la baja los objetivos y contenidos para alcanzar las titulaciones, ponerlas al alcance de cualquiera por cualquier cosa, transformar el Éxito escolar en derecho. La Realidad del fracaso educativo quedará oculta por la Mentira del Éxito escolar universal. ¿Mejoraría el país si aprobaran el 100 % de los alumnos por hacer 4 chorraditas adaptadas a su nivel? ¿Estarían contentos nuestros políticos con ese exitazo?




Estos días atrás se han celebrado en IES (2ºESO) y colegios (4º Primaria) las pruebas de diagnóstico. En ellas se quiere comprobar en qué grado nuestro alumnos están consiguiendo las competencias básicas (nuevo término con el que nuestros expertos pedagogos quieren hacer más básicos nuestros ya básicos contenidos). Se trata de volver a girar la cara ante la realidad. Si los niños no saben resolver ecuaciones de primer grado pues decidimos que no es necesaria la competencia algebraica o la simplificamos. A fin de cuentas según estas pruebas sabiendo restar, leer gráficos de barras y resolver sudokus adquieren las competencias necesarias en matemáticas. Estas pruebas en las que el alumno si quisiera podría copiar (se sientan unos junto a otros a hacer el mismo examen o comentar los resultados ya que hay un intermedio después de hacer la primera parte y continúan con el mismo cuadernillo en la segunda) provocan múltiples efectos negativos:


-Económicos, dinero del que no sobra va a parar a estas pruebas en material y en preparación (cinco millones de euros es el presupuesto de la Agencia Andaluza de Evaluación para preparar estas pruebas y alguna otra evaluación de los centros).


-Entorpece la vida del instituto durante una semana, departamentos y profesores de guardia al tanto de estas pruebas, con la consiguiente pérdida de horas de docencia.


-Hace modificar contenidos y su secuenciación por el resultado de unas pruebas algo surrealistas o Marxistas (en especial de Harpo), ya que en algunas de ellas por no contestar el alumno tendría un cinco en esa pregunta. Además las cuestiones se puntúan entre 1 y 4 pero al que lo deja en blanco se le pone un 1 (el 0 no existe en la nueva educación), así que la puntuación está en torno al 3 sobre 10 si lo dejas todo en blanco.


-Despilfarro en horas de corrección, profesores que deberían de preparar unas clases en mejores condiciones andan corrigiendo pruebas para la autosatisfacción de un sistema Educativo que no se atreve a mirar a la Realidad a la cara.




Una de las medidas para lograr el Éxito escolar es reformar la organización escolar, el ROC, contra el que el profesorado se está movilizando desde hace meses. Para UNIVERSALIZAR EL ÉXITO se necesita un profesorado bajo control, que no entorpezca el éxito de la GRAN MENTIRA. El ROC contiene los mecanismos para neutralizar la resistencia del profesorado. Desde las Delegaciones de Educación están advirtiendo a sus Directores para no permitir que los profesores manifestemos nuestra opinión sobre el borrador del ROC en un claustro. En al menos dos IES de la provincia de Almería, tras pedir mediante firmas de un tercio del profesorado un claustro extraordinario en el que se manifieste la opinión de los profesores sobre el nuevo ROC, se les ha denegado por parte de la Dirección, que transmite el mandato de los jerarcas educativos manifestando que el claustro no es competente para dar su opinión a través de una votación tal y como planteaba el sindicato USTEA. A partir de ahora el claustro hablará cuando se le pregunte y a ser posible contestará lo que tenga que contestar conforme a ley. (Dígannos lo que quieren oír y ahorraremos tiempo y dinero). La administración educativa considera que con el apoyo de dos sindicatos mayoritarios ya está recogida la opinión del profesorado, pero hay que recordarle que también firmaron a favor del nefasto Plan de Calidad algunos sindicatos mayoritarios y luego fue rechazado masivamente por los claustros de los institutos (esta vez sí había que votarlo obligatoriamente, incluso varias veces si no se aprobaba a la primera). Parece que han aprendido nuestras autoridades que para imponernos su parecer es mejor camuflarse tras el apoyo de algún sindicato antes que permitirnos votar.




El segundo gran objetivo de ESFUERZA es “conseguir el mayor respaldo y reconocimiento hacia la labor del profesorado”. Lo tienen fácil, la Realidad somos nosotros, que nos escuchen. A los que exigimos que nos dejen enseñar, que no corrompan nuestra profesión, que nos respalden, reconozcan y escuchen es a ellos. Nos dan la espalda (la Realidad) y luego dicen buscar conseguir nuestro respaldo (la Mentira). Creemos que la inmensa mayoría de los padres y madres nos respaldan y nos valoran, pero los que no lo hacen son nuestros dirigentes, por las razones que hemos expuesto aquí y muchas más del día a día, que aburrirían al lector pero que han ido minando la moral del profesorado, especialmente de secundaria, desde hace varios años.




¡Mirad la Realidad de una puñetera vez!






<><><><><> <><><><><> <><><><><> <><><><><> <><><><><> <><><><><>


Antonio Damián Martínez Sanchez


José Antonio Guzmán Gil


Ángel Rodríguez Fernández




Profesores de secundaria de la provincia de Almería y miembros de "Dejadnos Enseñar"








No hay comentarios:

Publicar un comentario